Una de los servicios que ofrecemos en nuestra empresa de rehabilitación de edificios en Madrid sur es el de pintar estancias o una casa entera si es necesario, un asunto sobre el que suele haber discrepancia de cada cuánto hay que realizarlo. Y es cierto que no se puede dar una respuesta tajante, porque depende del mantenimiento, habitantes de la casa, condiciones y otros factores, como vamos a explicar a continuación.

En JSM Rehabilitaciones integrales explicamos que no es lo mismo una casa donde vivan niños que una en la solo lo hagan adultos, que en principio tendrán más cuidado de no manchar las paredes. Y lo mismo ocurre si hay mascotas, pero también si los adultos que habitan en la vivienda son fumadores, porque eso implicará una mayor probabilidad de que aparezcan manchas en las paredes y techos ennegrecidos.

Es por ello que la frecuencia para pintar una casa es muy variable, pero en términos generales, las empresas de rehabilitación de edificios en Madrid sur consideramos que no debe ir más allá de los 4-5 años, siendo lo óptimo cada 3 años, independientemente de los factores que incurran en cada caso, de los cuales ya hemos hablado.

Además, hay que tener en cuenta que la durabilidad de la pintura escogida en su día también depende de circunstancias como el sol que pueda darle de forma directa, la humedad, el viento y el polvo, que son factores que aceleran el desgaste y decoloración de la pintura, que, por muchos cuidados a los que se someta, nunca tendrá el mismo aspecto que el primer día y habrá que repintar tarde o temprano.