Si estás buscando servicios de rehabilitación de edificios en Móstoles, probablemente te hayas preguntado cuáles son las principales condiciones que te debes plantear al enfrentarte a una: en ocasiones, a medida que la edificación va envejeciendo, las medidas de aislamiento se van quedando antiguas y pierden efectividad. Así, comenzamos a notar humedades, una mayor permeabilización del calor y del frío, lo cual nos lleva a tener que solicitar de manera frecuente reparaciones diversas e instalaciones de calefactores más potentes y aires acondicionados más fuertes.

Sin embargo, podemos ahorrarnos todos estos trámites si, a la hora de realizar una rehabilitación de edificios en Móstoles, tenemos en cuenta las características con las que cuentan las casas pasivas, que son, por el momento, las principales edificaciones que aseguran un consumo nueve veces menor cada año en comparación con las casas no pasivas.

Así, si te estás planteando realizar una intervención en tu hogar y quieres que esta repercuta también en tu factura, debes tener en cuenta los siguientes aspectos:

- Buscar que la vivienda aproveche lo máximo posible tanto la radiación solar como las corrientes de aire naturales. A pesar de que no se podrá reestructurar de cero, puesto que no se va a reedificar, sí que podemos buscar las maneras de aprovechar al máximo la energía natural en nuestras instalaciones. Si puedes, instala ventanales orientados al sur para que los rayos solares den calor a tu casa.

- Refuerza los muros y ventanas mediante potentes aislantes. Esto ayudará a minimizar las pérdidas de calor y, por tanto, a gastar menos en calefactores.

- Instala fachadas estancas. De este modo, ni el agua ni el frío podrán entrar por sus costuras y ahorrarás en sistemas de calor y antihumedades.

En JSM Rehabilitaciones integrales queremos ayudarte a mejorar la calidad de tu vivienda y asegurar, así, tu confort y ahorro.