En un planeta donde el agua es un bien codiciado, enfermar por exceso de humedad parece casi una broma de la naturaleza. Sin embargo, como expertos en rehabilitación de edificios en Leganés, sabemos que este es un problema que se filtra por las paredes de un edificio y, si no lo tratamos, puede terminar en los pulmones de sus habitantes.

Si tienes más de un 60 o 65% de humedad, te enfrentas a una plaga con soldados de tamaño microscópico: los ácaros (arácnidos que campan a sus anchas en colchones o alfombras), y el moho y sus variantes (hongos que sobreviven en condiciones extremas) serán los insalubres enemigos que debas combatir.

De hecho, estos bichitos son una de las principales causas del deterioro grave de un inmueble y una de las cuestiones habituales que tratamos en la rehabilitación de edificios en Leganés.

Las dolencias que puede causarnos la humedad extrema son muchas, pero quizá la más temible sea la "aspergilosis" que provoca el "moho negro": una grave enfermedad, que puede llegar a acarrear complicaciones cardíacas y neuronales.

Los datos son, cuando menos, preocupantes: si tu casa retiene un 70% o más de humedad, aumentan tus posibilidades de desarrollar una alergia (los ácaros causan el 50%) o, incluso, asma. Y si ya padecías esas u otras enfermedades respiratorias, ese aire viciado no hará sino agravarlas. Por no hablar de todo el espectro de sufrimientos óseos, como la osteoporosis o el reuma, que también se agudizan en un ambiente húmedo.

Y, como ante cualquier amenaza, los más perjudicados son los más débiles: niños, ancianos o enfermos, son siempre mucho más susceptibles de verse afectados por estos microorganismos.

Como ves, estamos ante un adversario tan silencioso como nocivo que puede ser, además, un síntoma de que tu vivienda necesita una reforma completa, como la que podemos ofrecerte en JSM Rehabilitaciones Integrales. Visítanos y reconstruiremos contigo tu hogar.